POST RECIENTES . RECENT POSTS

26 April 2015

Pudín de chía, coco y naranja

Añadirle nutrición a las comidas con semillas de chía es súper fácil. Se pueden preparar barritas de energía en casa, se le puede añadir a la avena o el cereal, a las batidas, se puede incluir al preparar mermelada e incluso al hornear galletas o pastelitos.


Los beneficios son buenísimos. Estas semillas de origen centro y suramericano tienen solo 138 calorías por onza y una cantidad increíbles de vitaminas y minerales. Disfrutarás de 11 gramos de fibra, 4 de proteína, calcio, manganeso, magnesio, fósforo, potasio y omega-3.

Además tienen antioxidantes que ayudan a compartir la degeneración de las células que contribuye a enfermedades y diferentes tipos de cáncer. Su alto contenido en fibra contribuye a perder peso y tiene más omega-3 que el salmón. Sirve también para reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares y diabetes tipo 2.

Una de nuestras formas favoritas de comer las semillas es preparando un pudín de postre o para la merienda. Es una receta que podemos mezclar fácilmente con diferentes frutas, especias y nueces. 


Para prepara el budín, puedes usar cualquier tipo de leche que quieras, de almendra, de soya, de coco o regular. Nosotros usamos una combinación de leche regular orgánica con leche de coco para darle una textura más suave al postre. Y por supuesto, le añadimos más ralladura de coco y de cítricos para ese toque isleño que nos gusta.

Pudín de chía, coco y naranja - Ingredientes 
  • 1 Taza de leche de coco orgánica 
  • 1 Taza de leche regular orgánica 
  • ½ Taza de semillas de chía 
  • La ralladura de 1 naranja dulce pequeña 
  • La ralladura de 1 lima pequeña 
  • 1/3 Taza de ralladura de coco 
  • 1 Cucharadita de extracto de vainilla 
  • ¼ Taza de miel 
  • ¼ Taza de azúcar morena 

En un envase hondo, vierte las leches, la ralladura de fruta y los endulzantes. Mezcla bien y asegúrate que no tengas grumos de la leche de coco. Luego, incorpora las semillas a la mezcla y vierte en 2 ó 4 envases pequeños. Cocola el pudín en la nevera por una noche o al menos unas 5 horas, hasta que las semillas de chía tomen forma gelatinosa y se solidifique el pudín. Sirve con fruta o más ralladura de coco.

No comments:

Post a Comment