POST RECIENTES . RECENT POSTS

11 February 2015

Risotto de alcachofas

El risotto es típico del norte de Italia. Se prepara con una base de cebollita y mantequilla o aceite de oliva y se cocina con un caldo liviano hasta quedar bien cremoso. Dependiendo de la región y la temporada, se le añade además setas, vegetales, quesos, mariscos y otros ingredientes.


Este “risotto” o arroz pequeño llegó a Italia por vía de los árabes en la época medieval y el clima mediterráneo facilitó su cultivo. Poco a poco, su popularidad lo convirtió en un artículo preciado como parte del intercambio comercial que se veía en ciudades portuarias como Genoa y Venecia.

En Italia también es un plato muy querido por su versatilidad y por lo fácil que puede saciar a la familia. Se sirve primordialmente como “primi” o primer plato antes del pescado o el plato fuerte. 


Preparar el básico risotto bianco o risotto blanco es muy fácil, y una vez dominas esta versión, estás listo para preparar cualquier variedad. Para que puedas darte gusto, aquí te explicamos cómo hacerlo y cómo convertir el risotto bianco en risotto ai carciofi preparado con alcachofas.

Risotto bianco y Risotto ai carciofi 
  • ½ Taza de cebolla picadita 
  • 1 Taza de arroz de risotto (arborio) 
  • ½ Taza de vino blanco 
  • 4 Cucharaditas de mantequilla 
  • Aceite de oliva al gusto 
  • Sal y pimienta al gusto 
  • 4 Dientes de ajo machacado 
  • 2 Cucharaditas de menta seca 
  • 2 Cucharaditas de albahaca seca 
  • 1 Cubito de vegetales 
  • 1 1/2 Tazas de agua caliente 
  • 1 Taza de alcachofas orgánicas de lata 
  • ½ Taza de leche 
  • ½ Taza de queso parmesano 

Primero sofríe la cebolla en unas gotitas de aceite de oliva. Cocina a fuego mediano hasta que estén transparentes. Luego añade la mantequilla, las especias y el arroz. Sofríe el arroz por unos 3 minutos. 


Mientras, disuelve el cubito de vegetales en el agua caliente para formar un caldo. 

Luego de los 3 minutos, añádele el vino al arroz para comenzar a cocinarlo. Mantén la hornilla a fuego mediano. A medida que se vaya secando el arroz, comienza a añadir un poco del caldo. Continúa añadiendo líquido y mezclándolo cada vez que comience a secarse. Una vez el arroz esté cocido, sazona con sal y pimienta al gusto. Esta es la base del risotto bianco.

Para hacer el risotto de alcachofas, sofríe las alcachofas en unas gotas de aceite con el ajo machacado. Si gustas, puedes añadir también un chorrito de vino blanco. Una vez tengas listo el risotto bianco, solo añade estas alcachofas con la leche, dos cucharaditas adicionales de mantequilla y media taza de queso parmesano. Cocina por otro par de minutos y listo. Sirve con chorrito de aceite de oliva.

Enlaces relacionados

No comments:

Post a Comment