POST RECIENTES . RECENT POSTS

16 November 2014

Budín de berenjena y romero

Uno de los tesoros en mi cocina es la primera edición del libro de Cocina Criolla por Carmen Aboy Valldejúli. No tiene una sola foto y las páginas han sido remendadas un par de veces, pero nada supera al montón de libros y revistas culinarias que tenemos en el librero.


El índice de Cocina Criolla me intriga bastante. Son tantas las recetas que no reconozco como parte de la tradición puertorriqueña, platillos clásicos que hacía mi abuela o mi mamá que ya no se preparan, pero que tienen tanto potencial de reinvención.

Las recetas de vegetales, como era de esperarse, son nuestras favoritas. Al leer sobre su preparación, no puedo dejar de pensar en mi abuela y en cómo me inculcó el rendirle homenaje a cada ingrediente con una receta que eleve sus bondades. 


El mejor ejemplo es el budín de berenjena de la página 206. Tan sencillo y perfecto para las fiestas de Acción de Gracias o Navidad. Valldejúli prepara la berenjena con una técnica de cocción que en la vida había considerado, pero que sin embargo, simplifica el proceso del cielo a la tierra.

El resultado es divino. El budín tiene un sabor muy parecido a un quiche francés que ha sido fusionado con los sabores que nos distinguen. Para que se den gusto, a continuación los dejo con este clásico de la cocina puertorriqueña modificado levemente con un toquecito verdelicioso. Espero que lo disfruten. 


Ingredientes del budín: 
2 Libras de berenjena
Sal al gusto
4 Cucharitas de mantequilla
2 Huevos
1 Ajo machacado
1 Cucharadita de romero seco o fresco (picadito)
1/3 Taza de maicena
1 Cucharita de polvo de hornear (baking powder)
1/3 Taza de leche
3 Cucharaditas de galleta molida

Primero hierve la berenjena con todo y cáscara. Añádele una pizca de sal al agua. (Como unos 25 minutos) Una vez hervida, remueve la piel con cuidado bajo agua fría. Escúrrela bien y májala con un tenedor.

Luego, añade 3 cucharaditas de mantequilla, los huevos, el ajo, el romero, la maicena, el polvo de hornear, la leche y otra pizca de sal. Mezcla bien y coloca la mezcla en un molde engrasado con la cucharada de mantequilla restante.



Coloca la galleta molida sobre la mezcla y cocínala en un horno precalentado a 375 grados por unos 35 ó 40 minutos. Si preparas porciones individuales, el budín se tarda unos 25 ó 30 minutos aproximadamente. Lo importante es que la mezcla esté firme, sin estar demasiado endurecida. Una vez cocida, remuévela del molde y decora el plato con ramitas de romero. ¡Voilá!

No comments:

Post a Comment