POST RECIENTES . RECENT POSTS

08 February 2014

Rindiendo tributo a Ponce y su famoso “Machetero”

Qué rico es tener amigos en todas partes de mi Isla: Maricao, Mayagüez, Aguadilla, San Juan. Pero nada como cuando tienes amigos en Ponce. Porque el que es de Ponce, te lo va a recordar por el resto de la vida. “Ponce es Ponce y el resto (de la Isla) es parking”, como dice el dicho. El orgullo del ponceño es admirable.


Y no es por menos. Muchas cosas buenas han salido de la “Perla del Sur”. Ponce no solo nos ha dado el ron DonQ, las mejores quenepas y los deliciosos domplines, sino una cultura artística y culinaria esencial, una arquitectura señorial divina, una identidad musical única y generaciones de personajes célebres como Pedro Albizu Campos, Antonio Paoli, Cheo Feliciano, Héctor Lavoe, Roberto Alomar y por supuesto, nuestro querido comediante Luis Raúl.

Por supuesto que, además de todos estos distintivos verdaderamente importantes, Ponce también está lleno de otras “poca vergüenzas” chulísimas que le traen mucha alegría al joven puertorriqueño y que por ende, se convierten en parte de la cultura local... Cosas que para algunos ponceños puede que sean tan importantes como el mismo Parque de Bombas, La Cruceta o La calle 25 de enero. El mejor ejemplo es el famoso “Machetero”. 


Con decir que el Machetero lo consigues en La Guancha, te debe decir muchas cosas. Este paseo tablado frente al mar en el sector Playa de Ponce es responsable por traerle diversión a la parte sur desde que abrieron el complejo recreacional en el 1998. Aquí siempre hay buena música de grupos locales y actividades de todos tipos, al igual una decena de kioscos típicos, un anfiteatro y una torre de observación que conocen muy bien todos los enamorados del área sur.

En este mundo de alegría, nació precisamente esta bebida dulce de color Pepto-bismol que se llama Machetero. Lo que tiene adentro es un misterio. Creo que nadie lo sabe. El trago sabe como a Malibú con 45 cosas más, pero les diré que tanto Nabol como yo, hemos sido bendecidos con su maravilloso poder curalotodo. Esto cura la depresión, la ansiedad, el estrés, la pérdida de trabajo, de marido, de dinero, las preocupaciones de todo tipo y cuanto problema te puedas imaginar. 


El Machetero no es relajo, gente. Solo hay un kiosco en La Guancha que lo vende, pero se llena de verdad. La clave para su efectividad tampoco está en ir todos los días, sino en escoger un par de días al año donde ya no puedes más con el mundo para invitar a un par de buenos amigos - a tus hermanos de verdad - para tomarte dos o tres vasos de esta madre. Quedarás como nuevo.

Entre los buenos consejos de tus amigos, la brisa y la vista al mar, la música alegre y la magia del Machetero, le agarras otra perspectiva a la vida. Ponce te recuerda que hay mil y una razones para vivir contento, vivir tranquilo y echar pa’ lante. ¿Verdad que sí?

Como dice Luis Raúl, “La vida es un pasar por la piedra continuo. Por eso, hay que pasarla bien”.

Gracias a mi ex roommate Joel de Ponce por enseñarme lo que es un machetero, y a mis amigos Axel, Nelson y a mi ahora esposo, Nabol por siempre estar dispuestos a darse un par de estos conmigo. ¡Salud!

1 comment:

  1. Interesante!! No sabia de esa bebida!! Buen Post!!

    ReplyDelete