POST RECIENTES . RECENT POSTS

07 October 2013

Recetas con maní para llenarte de energía

Y Verdelicias se unió a la campaña #EnergyToBurn con este post patrocinado por el National Peanut Board y en colaboración con Latina Bloggers Connect, donde compartimos nuestra opinión sobre los beneficios del maní. ¡Empecemos!


¿Qué rico es el maní tostado, verdad? En mi islita ya se consumía el maní mucho antes de que mi padre descubriera los sándwiches de mantequilla de maní en el ejército. Es un alimento que llegó a nuestro indios Taínos por contacto con otras civilizaciones de Suramérica. Y algunos de los africanos que llegaron a Borikén, también conocían los beneficios nutritivos de esta planta gracias a intercambios con Asia. 

El maní es un tipo de legumbre como las habichuelas que poco a poco se fue convirtiendo en un alimento muy popular entre las poblaciones de bajos recursos. Particularmente luego de la primera y segunda Guerra Mundial, se empezó a comer bastante. Además de utilizarse como aceite, su mantequilla se utilizaba como substituto de chocolate y como proteína básica en la dieta familiar.

En Puerto Rico, el maní se ha comido moderadamente como parte de los turrones y dulces típicos, y luego a través de la influencia americana, se fue colando en las meriendas de los estudiantes, en los aperitivos de las fiestas y en las listas de mercado de nuestros veteranos.

El gustito por este rico ingrediente además vino acompañado por unos beneficios a la salud que son verdaderamente sorprendentes.


Conoce los beneficios del maní

Como fuente de energía, el maní es una fuente natural económica con 7 gramos de grasa y más proteína que las nueces. Además, se considera un superalimento al tener más de 30 vitaminas y nutrientes esenciales.

Sirve también para regular el azúcar en el cuerpo, gracias a su contenido de manganeso que ayuda al metabolismo de carbohidratos y grasas, y la absorción de calcio.


Incluso, sirve para combatir la depresión a través de su contenido de triptófano, un amino ácido que ayuda a la producción de serotonina que contribuye al equilibrio de químicos en el cerebro. El maní sirve también para promover la fertilidad, fortalecer la memoria, reducir los niveles de colesterol y reducir el riesgo a enfermedades del corazón.

¿Qué más razones se necesitan para añadir este ingrediente a tu rutina de todos los días? Es tan conveniente y versátil que puedes incorporarlo en muchas de tus recetas o llevártela en una bolsita a dondequiera que te lleve el día.


Nosotros comúnmente llevamos bolsitas de maní tostado para la merienda. Nabol además es fanático de los sándwiches de mantequilla de maní—¡a todas horas del día! Y también incorporamos el maní en ensaladas, salteados, salsas, batidas y postres. Al precio de una bolsa o jarra de mantequilla, es algo que se ha convertido en parte de la lista del mercado.

Para que se den gusto ustedes también, a continuación le compartimos unas recetas populares de Puerto Rico con ese rico toquecito de maní.


Para más recetas deliciosas e información sobre los beneficios del maní, no dudes en visitar el Website del National Peanut Board, o búscalos en Facebook. Gracias por permitirnos compartirles nuestra pasión por el maní a través de este post para el National Peanut Board. ¡Muchos saludos chicos!

Panetela de maní

1 taza de mantequilla de maní (para la panetela)
½ taza de mantequilla de maní (para el glaseado)
¾-1 taza azúcar de confitero (para el glaseado)
¼ taza de mantequilla
2 huevos
1 taza de azúcar
1 chorrito de vainilla
1 pizca de sal
2 tazas de harina de trigo

En la batidora, mezcla la mantequilla de maní y la mantequilla con el azúcar. Luego incorpora los huevos uno a uno, la vainilla y la pizca de sal. Incorpora la harina, una taza a la vez. Coloca la mezcla en un molde engrasado y hornéalo en un horno precalentado a 350 grados por 45 minutos.


Mientras se enfría la panetela, mezcla el azúcar de confitero con ½ taza de mantequilla de maní y unas gotitas de agua hasta formar el glaseado. Colócalo sobre la panetela y listo. Disfrútalo con café en el desayuno o como postre.

Guineítos fritos con salsa de maní

Guineo o banana
Harina
Aceite o mantequilla
½ taza de mantequilla de maní
1 chorrito de ron blanco
¾-1 taza azúcar de confitero (para el glaseado)

Corta el guineo o banano en lascas gruesas y amásalo con cuidado hasta que la lasca tome forma de bolita. Cubre la bolita con un poco de harina blanca y fríe el guineo rápidamente en aceite o mantequilla. Voltea el guineo con cariño cuando esté en el aceite. Cocínalo por un minuto y déjalo reposar en papel toalla.

Mientras, prepara la salsa de maní en una cacerola a fuego mediano. Coloca la mantequilla y ron al gusto. Puedes usar unas cucharadas o hasta 1/3 de taza. Ajusta la mantequilla de maní de ser necesario.

Permite que la mezcla se enfríe antes de añadir el azúcar de confitero. Luego, coloca la salsa sobre el guineíto frito y listo.

2 comments:

  1. Ahhh como amo el mani....... lo adoro!!! Esta receta tengo que hacerla ya!!!
    Un besote
    The diary of a fashion apprentice

    ReplyDelete
  2. Chica sabes que me encantan estas recetas tan criollas y nuestras. El maní es riquísimo en las pastas, smoothies y stir fries. Hmmm!

    ReplyDelete