POST RECIENTES . RECENT POSTS

29 June 2013

Recetas para celebrar el renacer de la guayaba

El día que la chef Giovanna Huyke se inventó una salsa barbecue con pasta de guayaba el mundo se volvió otra cosa para mi. Esto fue hace como 8 años atrás en un programa de variedad, pero nunca me olvido. La chef Huyke mezcló un poquito de vino blanco, con mantequilla, mostaza y pasta de guayaba hasta formar una salsa sedosa que no se le compara a ninguna otra.


Es mi salsa barbecue favorita y es perfecta sobre unos pinchos de pescado, de tofu o de queso parrillero.

Desde ese entonces, la guayaba se ha metido en todo. No hay restaurante o festival culinario en Puerto Rico que no tenga una selección de postres, bebidas, aperitivos o platillos principales con ese toquecito único. ¿Ya probaron la sangría de guayaba? ¿O la vinagreta con guayaba? (¡Aquí pronto les paso las recetas!)

Este se ha convertido en el antojo del momento. ¡Y pensar en todas las guayabas que tenía en casa de mi abuela! La guayaba fresca de por si tiene muchos beneficios para la salud. Es una fruta baja en carbohidratos que se recomienda en dietas para bajar de peso por su cantidad de fibra, vitaminas, proteína, potasio y manganeso. Ayuda a reducir la presión arterial, mejora la condición de la piel y es muy buena para mejorar la digestión.


La fruta es natural de Sudamérica, Centroamérica y México, y se ha dispersado por todo el Caribe de manera muy orgánica, especialmente la variedad dulce con centro rosa. Desde hace décadas, los puertorriqueños ya la preparamos en jugos, dulces o en almíbar. Más comúnmente, la comemos en forma de pasta acompañada con queso del país, o en los ricos hojaldres rellenos de dulce de guayaba.

Ahora, el nuevo renacer de la guayaba nos ha enseñado que este toquecito dulce es lo suficientemente sutil como para incorporarlo sin problemas a un sinnúmero de recetas. ¡Atrévete tu también a experimentar con su rico sabor! A continuación, los dejamos con varias recetas para que se diviertan en la cocina. Esperamos que las disfruten.

Pastelillos (empanadillas/ empanadas) de guayaba y queso 

Esta receta es una de nuestras favoritas y es un tributo a esa combinación tan deliciosa de queso con guayaba.


Para preparar la masa, combina dos tazas de harina blanca con ¾ de barra de mantequilla sin sal. Debes dejar la mantequilla afuera para que se ablande y luego integrarla con la harina en pequeños montoncitos. Añade una pizca de sal y otra de azúcar morena, y mezcla todo con tus manos hasta que la consistencia se vuelva arenosa. Luego, añade un huevo completo, una yema de huevo y agua de soda en pequeños chorritos. Mezcla poco a poco hasta formar una masa como la de pizza.

Permite que la masa repose por al menos una hora. Después, corta un pedacito de la mezcla para formar la plantilla del pastelillo. Puedes espolvorear un poco de harina sobre la mesa de trabajo para añadir solidez a la masa. Rellena con pedacitos de pasta de guayaba y algún queso blanco que se derrita fácilmente. Forma los pastelillos y fríelos a fuego mediano alto por unos minutos a cada lado. También puedes hornearlos a 350 grados por unos 20 ó 25 minutos. Sírvelos con una taza de café y una copita de sangría. ¡Voilá!


Vinagreta de guayaba 

En la licuadora, incorpora la pulpa de una guayaba fresca, dos cucharadas de néctar, una cucharada y media de cebolla roja picadita, ¼ taza de vinagre de vino rojo, 1/3 taza de aceite de oliva y sal al gusto. Sírvelo sobre tu ensalada favorita y listo.

Sangría de guayaba 

Combina tu vino rosé favorito con néctar de guayaba y un chorrito de agua de soda. Sírvelo con hielo y lascas de naranja y guayaba fresca para un toque elegante.

Salsa barbecue de guayaba a la Giovanna Huyke 

Para esta receta, vas a necesitar dos tazas de vino blanco, tres cucharitas de spicy brown mustard (o al gusto), dos cucharitas de mantequilla, 2/3 taza de pasta de guayaba ( o al gusto) y sal y pimienta al gusto. Derrite la mantequilla con la mostaza en una cacerola. Cuando se derrita la mantequilla, añade la pasta y permite que se incorpore. Luego, añade el vino poco a poco, al igual que una pizca de sal y pimienta. Cocina la salsa hasta conseguir la consistencia deseada. Si te gusta la salsa más dulce, solo añade más pasta de guayaba. ¡Listo!

8 comments:

  1. Maria lo que daria por comerme una guayaba!!! Aqui en Italia no se consigue :(
    De verdad me encanta tu blog y sigo descubriendo ideas fabulosas en las entradas antiguas.
    Un abrazo

    ReplyDelete
    Replies
    1. Muchas gracias! Qué bueno que te gustaron! Las escribimos con mucho cariño! Qué pena que en Italia no se consiga la guayaba. También puedes intentarlo con fresas. Estoy segura que queda igual de rico :-)

      Delete
  2. A mí también me encanta la guayaba... y los pastelillos de guayaba son mi pasión.

    Te interesa otra receta con guayaba?? Este es un bul que es perfecto para cualquier party o get-together.

    http://karmafreecookingenespanol.wordpress.com/2010/10/20/bul-de-parcha-y-guayaba/

    ReplyDelete
    Replies
    1. Buenísimo. Ya lo vi! Tengo que prepararlo!

      Delete
  3. Las empanadas de guayaba se miran ricas! No sabia que Goya vende la Pasta de Guayaba. Me gustan tus photos! :-)

    ReplyDelete
  4. se ve rico! :) que divertida receta. :) yummy! xoxo

    ReplyDelete