POST RECIENTES . RECENT POSTS

14 April 2013

Ensalada blanca en un dos por tres

Con los 40 grados de esta mañana, no veo la primavera llegar. Pero hay esperanza. Las primeras señales de calor se ven en los mercados de verduras que frecuento, donde la nueva variedad de colores en las frutas y vegetales es evidente.


Hoy, entre la cosecha, parecía abundar el color blanco y me explicaron que las verduras de este color tienen sus beneficios particulares.

La cebolla, por ejemplo, ayuda a reducir la inflamación, protege contra enfermedades cardiovasculares y es recomendada en dietas para adelgazar. Las papas y la chirivía o parsnip no solo son una fuente excelente de potasio y hierro, sino que ayudan a reducir el colesterol y bajar la presión arterial.

El ajo, por su parte, es buenísimo para prevenir bacterias y todo tipo de virus en el cuerpo. Contiene además vitaminas C, B6, selenium, fósforo y calcio que, en combinación, sirven para controlar el metabolismo.

La coliflor se recomienda para desintoxicar el hígado y contra problemas de reumatoide, mientras las setas blancas ayudan a fortalecer los huesos y proteger al cuerpo contra el estrés. Los espárragos también sirven para prevenir condiciones crónicas como ataques al corazón, colesterol alto, diabetes y cáncer.

Entre tantas opciones de color blanco, sin embargo, me encantan las habichuelas o los frijoles blancos. Este es un alimento con carbohidratos de asimilación lenta que te ayudan a estar satisfecho por más tiempo. Incluso tiene un índice glicémico bajo, lo cual es genial para personas como yo que tenemos que controlar los niveles de azúcar. ¿Qué bien, no?

Para que puedas aprovechar al máximo los beneficios de cualquiera de estas verduras, los invitamos a combinarlas entre sí y de una vez, lucir ese color tan particular que resaltará en tu próxima cena con familiares o amigos. Aquí les compartimos la receta de una ensalada blanca que está deliciosa. Qué la disfruten.

Ensalada blanca de Verdelicias. 

En un horno precalentado a 300 grados, coloca los espárragos blancos con un poco de sal y aceite de oliva. Asegúrate de remover la parte fibrosa de los espárragos doblando cada uno de ellos hasta que parta el exceso de manera natural. Hornéalos por unos 15 ó 20 minutos.

Mientras, hierve dos papas medianas cortadas en cubos pequeños con un poco de sal. Permite que se cocinen por unos 10 ó 15 minutos hasta que estén cocidas, pero firmes. Apaga en fuego y añade una lata de habichuelas blancas orgánicas. Permite que se calienten por unos segundos.

Luego, remueve el agua de las papas y las habichuelas. Añade una taza de setas frescas y otra de queso blanco firme picadito. Nosotros usamos queso de yogur, pero puedes usar el que más te guste. Luego viste la ensalada con aceite de oliva, unas gotitas de vinagre (opcional), pimienta y sal al gusto. Incorpora los espárragos a la ensalada y listo. Sirve con pan tostado.

No comments:

Post a Comment