POST RECIENTES . RECENT POSTS

19 January 2013

“Kale” con sazón latinoamericano

Mientras el brócoli fue el vegetal favorito de la cocina saludable en los 80s y 90s, un nuevo contrincante llegó en años recientes para destronarlo con su inigualable carpeta de nutrientes y beneficios para toda la familia. Se trata del “kale” o la col rizada y es considerado uno de los vegetales más saludables del mundo.


Aunque su apariencia silvestre puede ser un poco intimidante, este vegetal pertenece a la misma familia del repollo y el brócoli, y se puede preparar de maneras muy similares: asado, hervido, salteado, guisado o en ensalada. Incluso, adquiere el sabor de especias y aderezos muy fácilmente, lo que nos permite cocinarlo al gusto latinoamericano sin ningún problema.

Hay quienes consideran a la col rizada como el equivalente de un suplemento vitamínico completo. Su impresionante cantidad de vitamina K, por ejemplo, facilita mucha de nuestras funciones corporales, incluyendo el flujo sanguíneo, la actividad antioxidante y la fortaleza de los huesos. Además se cree que esta vitamina es responsable de reducir grandemente las posibilidades de desarrollar un cáncer.

La col rizada también es rica en calcio, fibra, magnesio, manganeso, hierro, cobre, y fósforo, al igual que vitamina B6, C y A. Se recomienda para la salud ocular, cardiovascular, para reducir el colesterol y para ayudar al cuerpo a reducir toxinas. ¿Qué bien, no?


Ahora podemos aprovechar aún más sus excelentes propiedades, ya que es uno de los vegetales que abunda mucho en el invierno. Asegúrate de seleccionarlo cuando sus hojas estén bien firmes y tengan un color verde oscuro intenso. En Verdelicias, le recomendamos este vegetal particularmente en sopas, en salteados y en recetas donde usualmente utilicen espinaca. Lo mejor es que la col rizada mantiene bien su forma y color, haciendo los platillos muy presentables.

Para que se den gusto, a continuación les compartimos dos recetas muy deliciosas. La primera es unas “papitas” de col rizada que son sencillamente adictivas y la segunda es un salteado muy versátil que pueden acompañar con arroz o un rico pan tostado. A ver qué les parece.


“Papitas” de col rizada al horno - Ingredientes

  • 3 Tazas de col rizada (Kale)
  • Aceite de oliva al gusto
  • Sal y pimienta al gusto

Súper fácil. Calienta el horno a 350 grados. Mientras, limpia la col rizada y remueve el tallo de las hojas. Corta las hojas en pedazos fáciles de comer y colócalas en una plancha de hornear. Sazónalas con unas gotas de aceite de oliva, una pizca de sal y pimienta. También puedes usar otras especias que gustes, como comino o chile en polvo. Mezcla bien y hornea las hojas hasta que estén crujientes, de 8 a 10 minutos.


Salteado de col rizada y garbanzos - Ingredientes

  • 1 Taza de cebolla picadita
  • 2 Dientes de ajo picaditos
  • 1 Taza de garbanzos orgánicos (blandos)
  • 3 1/2 Tazas de col rizada (kale) 
  • Aceite de oliva al gusto
  • Sal y pimienta al gusto
  • 1 Cucharadita de cúrcuma en polvo

Antes de comenzar a cocinar, remueve el tallo de la col rizada y enjuaga las hojas para remover cualquier residuo de tierra. Corta las hojas en pedazos pequeños que sean fáciles de comer.

Luego, sofríe la cebolla y ajo en una gotitas de aceite. Una vez comience a dorarse, añade los garbanzos y sazona con la sal, pimienta y cúrcuma. Cocina por 8 minutos tapado a fuego mediano. Después, añade la col rizada, mezcla bien y tápalo nuevamente por 5 minutos. Ajusta la sal antes de servir y añade unas gotitas de aceite de oliva. Sirve con arroz o pan tostado. ¡Listo!

No comments:

Post a Comment