POST RECIENTES . RECENT POSTS

07 July 2012

Salud y frescura con hierba limón

Hay quienes la llaman citronela o limoncillo. Otros la conocen como lemongrass, pero yo prefiero decirle hierba limón a esa ramita fibrosa color verde chatre que sirve para aromatizar sopas, bebidas y postres con un toquesito cítrico muy particular.

Esta hierba es increíble, no solo para añadir frescura y novedad a nuestras recetas, sino por sus maravillosos beneficios a nuestra salud física y emocional. Hay quienes acostumbran tomársela en cápsulas o fusiones de te, mientras yo prefiero incorporársela directamente a mis recetas.

Beneficios de la hierba limón

Según un artículo de la organización Livestrong, esta hierba originaria de Asia es un antioxidante excelente y puede servir para neutralizar y estabilizar los radicales libres que pueden contribuir al desarrollo de enfermedades crónicas como Alzheimer’s.

De la misma manera, la recomiendan para prevenir algunos tipos de infecciones, relajar los vasos sanguíneos y mejorar la salud del corazón. Además, como si fuera poco, sirve como un remedio anti-estrés, ya que puede ayudar a regular ciertos neuroreceptores en el cerebro que se relacionan con el estado de ánimo y la anxiedad. ¿Nada mal, verdad?

Para obtener el máximo provecho, sin embargo, debemos asegurarnos que el tallo se mantenga fresco y sus hojas no hayan comenzado a despegarse del centro. La hierba limón tampoco debe perder su color verde o su aroma al momento de comprarla.

¿Cómo cocinar con la hierba limón?

Usualmente la puedes conseguir en bonches de 2 ó 3 tallos en los mercados asiáticos de tu área o en tiendas naturales como Whole Foods. Se puede incorporar en guisos cortándola en trozos grandes y fáciles de remover. También, se puede majar hasta obtener unas hojuelas muy pequeñas y manejables.

Yo, particularmente, prefiero majarla. Para eso se remueven todas las hojas exteriores hasta llegar al corazón del tallo color amarillo intenso. Se corta 1/3 del tallo en rodajas muy finas, y se desecha casi toda la parte superior fibrosa. Luego, estas rodajas se majan un poco más en un pilón o un procesador de alimentos.

Si te sobra un poco de la hierba que preparaste, puedes guardarla en un envase sellado de cristal por hasta dos semanas. Puedes usarla en sopas, salteados con vegetales, cacerolas y un sinnúmero de recetas que necesiten un toque cítrico.

A continuación, les comparto una sopita que preparé para recuperarme de un resfriado. A Nabol le gustó tanto que se la llevó al trabajo por dos días seguidos. Espero que les guste también. Saludos.

Sopa de vegetales y hierba limón

En una cacerola, combina 1 taza y media de caldo de vegetales o pollo orgánico, 2 tazas de agua, 2 dientes de ajo machacados, 1/3 de un tallo de hierba limón bien triturado, una pizca de culantro en polvo, sal y chli powder, una taza de baby bok choy picadito o repollo, media taza de espinada fresca picadita, 1/4 taza de zanahoria picadita, y un puño de tus fideos favoritos

Permite que hiervan todos los ingredients por 20 ó 25 minutos antes de añadir los fideos. Luego, añade más agua de ser necesario y ajusta la sal.

No comments:

Post a Comment