POST RECIENTES . RECENT POSTS

09 June 2012

Pasaporte culinario: Vieques

Vieques es otro mundo. A solo 30 minutos de la costa este de Puerto Rico, la “Isla Nena” es un refugio para visitantes y residentes por igual. El que llega aquí puede olvidarse de las franquicias de restaurantes y las últimas conveniencias de la vida moderna. Vieques es un lugar de descanso, de conversación entre amigos y de encuentro con la naturaleza y con uno mismo.


Aquí me crié y aquí pasaría mi vida. Mi abuelita Viva nos dejó una casita de playa frente al mar en el área de Bravos de Boston y aunque a veces pienso que me conozco mi islita como la palma de mi mano, siempre me sorprende.

Ya les he contado cómo me la pasaba asechando los patios de mis vecinos viequenses en busca de frutas y verduras. Hoy les cuento más sobre el estilo de vida viequense y lo enriquecedor de su cocina.

Una mañana viequense

Les advierto que aquí los días comienzan temprano. Don Paco se encarga de despertarme con tremendo susto para que no me pierda la salida del sol. Este gallo no come cuento. La hora del café es a las 6:00 de la mañana con pan criollo fresquecito o bizcocho de guayaba de la panadería La Viequense. No hay mejor gasolina para romper a escribir hasta el mediodía o salir a tomar una clase de yoga en el balneario de Sun Bay, al sur de la isla.


El mercado de verduras frente a la General Electric es otra de mis actividades mañaneras preferidas en Vieques. Y cómo se llena. Intento ir antes del mediodía para adelantarme a los chefs de los hoteles locales y surtirme de espárragos, espinaca, mangó, setas y lo que se antoje para una cena refrescante y verde. Los precios tampoco están muy mal.

También te encuentras con vendedores independientes como la Chef Wanda de Bayaonda’s Artisan Breads, quien te ofrece exquisitos panes artesanales de diferentes estilos para acompañar la comida. Hasta te ofrece recetas sin gluten y bajas en grasa. Me encanta especialmente su pan italiano en forma de trenza. Me parece muy elegante para servirlo a la mesa.

Explorando Vieques

Luego llega la tarde y en Vieques es el momento perfecto para explorar. Me encanta reconectarme con la historia de Isla Nena visitando sus barriadas y la vieja base militar del Navy Seabees.

En los terrenos de esta antigua base miliar vivió la familia de mi abuela mucho antes de que llegaran los marinos durante la segunda guerra mundial. Prácticamente todo el pueblo viequense tuvo que abandonar las centrales azucareras como Playa Grande y otras áreas fértiles para moverse al centro en Isabel Segunda.


Comenzó una lucha muy dolorosa por recuperar las tres cuartas partes que fueron invadidas por los marinos. Pero el pueblo persistió su batalla. Se unieron a aliados como Robert Kennedy y Edward James Olmos, y gracias a eso, hoy estas tierras comienzan a mostrar señales esperanzadoras de recuperación. Es una tierra libre para todo aquel que desee conocerla.

El que viene se enamora de la isla. Los árboles tienen colores de ensueño. Troncos rojos, hojas azules, flores tornasol. La bahía luminiscense es la segunda más brillante en el mundo y se encuentran muchísimos tipos de arena, incluso arena negra magnética, como sacada de un cuento de niños.

En mi última visita, mi mamá me llevó también a la Laguna Kiani dentro de la vieja base. Aquí se encuentra, entre otras cosas, un tipo de mangle rojo que según el conocimiento popular sirve para sanar ciertas enfermedades en la piel cuando se prepara en te.


Yo, por si acaso, no me atrevo a aventurarme con semejante coctel, no sea que me vaya en uno de esos viajes locos, pero ahí les cuento para que pregunten. Igual pueden optar por disfrutar de la playa de estrellas o el largo rompeolas de piedra que están muy cerca de la laguna.

Verán cómo este paseo les abre el apetito en poco tiempo. Para eso, siempre traigo conmigo las típicas arepas de coco viequense que tienen un sabor muy sutil y van muy bien con un poco de miel del país y un refrescante juguito agridulce de tamarindo. Más adelante les paso la receta.

Atardecer en Isla Nena

Luego de este rico paseo, una siesta nunca viene mal, al igual que un ratito de blogadera con una piña colada de Duffy’s en el barrio Esperanza. Tienen además una variedad de cervezas artesanales y una vista divina al concurrido malecón.

Más adelante encuentras otro sinnúmero de pintorescos establecimientos como Bilí y Bananas que sirven todo tipo de picaderas y bebidas refrescantes. Mi recomendación es que, si ves pastelillos de chapín en el menú, olvídate de las dietas. No hay cosa más rica. El chapín es un pescado que se come mucho en Vieques, como el chillo o el mero. Ya sea en pastelillos o en filetes frescos, quedan muy ricos con unas gotitas de un pique local llamado Coqui Fire en su variedad de sabores.


A mí personalmente me encanta escribir aquí en Esperanza hasta el atardecer. Siempre ves a personajes muy pintorescos entremezclándose con los turistas y la gente del pueblo. A muchos los conozco por nombre e incluso se quedan conmigo los que ya no están, como Cleto y Rajatablas.

Si no estoy aquí escribiendo y recordando, lo hago desde el balcón de mi casa, desde donde veo la lancha hacia Isla Grande paseándose de puerto en puerto. Mientras escribo también me gusta inventar en la cocina con lo más fresco de la pescadería. A veces escojo jueyes para un arroz o carrucho para un ceviche, pero en esta última visita se antojaron los camarones. Esta vez, los preparé salteados en salsa con espárragos frescos. Más adelante también les dejo la receta.

Esa misma noche me llevé a mi mamá de rumba al hotel Blue Horizon en Esperanza. Tienen que ir. Lo encuentras dentro de una finca bien cuidada donde al anochecer se prenden muy pocas luces para que sus invitados puedas disfrutar de la noche estrellada. Parecería extraño que llevara a mi madre de copas, pero si vieran cómo se la pasó. Mami es mi amiga de siempre cuando las otras van y vienen. Aquí nos dimos tremendos martinis de parcha y un bloody mary de carambola que no tiene nombre. Un poco cargados, pero quién se queja.


No quería que se acabara la noche. Y eso de volver a Memphis no me latía. Ya saben lo duro que es dejar un pedazo de tierra que se quiere tanto. Pero como dice mi madre, la isla eres tú.

En Memphis, New York o la China, siempre disfrutaré caminar descalza, ir al mercado del pueblo o hablar con gente integral. Vivir de manera orgánica consciente de las cosas que importan es una decisión que tomo todos los días, esté donde esté.

Recetas inspiradas en Vieques

Camarones en salsa con espárragos: Sofríe en aceite de oliva un poco de cebolla picadita, pimiento y dos dientes de ajo machacados. Añade recao picadito o cilantro y los espárragos. Cuando los espárragos se ablanden un poco, añade los camarones y sazónalos con sal, pimienta y un sobrecito de sazón Goya. Luego incorpora una o dos cucharaditas de pasta de tomate y un chorrito de vino blanco y agua. La salsa debe pegarse bastante a los espárragos y camarones. Permite que se incorporen bien los sabores y sírvelo con pan criollo tostado con aceite de ajo.


Jugo de tamarindo fresco: Hierve 8 tamarindos en dos tazas de agua y media taza de azúcar morena por unos 8 minutos. Permite que se enfríe y remueve las pepitas de los tamarindos. Luego usa la pulpa y el agua azucarada como base concentrada de tu jugo. Solo añade agua al gusto y más azúcar si lo deseas.

Arepas de coco: Mezcla media taza de ralladura de coco con dos libras de harina, una pizca de nuez moscada, dos cucharaditas de polvo de hornear, dos cucharadas de aceite, una taza de Coco Lopez y una cucharadita de sal. Mezcla bien los ingredientes y déjalos descansar por unas horas. Luego preparas las arepitas y las horneas con unas gotitas de aceite por encima a 275 grados por unos 15 minutos. Luego tienes que virarlas para que se doren por ambos lados. Permite que se cocinen por unos 10 minutos o hasta que se doren completamente. Sirve con miel del país.

Para ver más fotos de Vieques, visita nuestra galería especial en nuestra página de Facebook.

Posts Relacionados

23 comments:

  1. Mayra, si que pasamos tiempos lindos disfrutando todos esos veranos!,todos los días a la playa desde temprano y no se si te acuerdas cuando ibamos a comprar limber a una casa por allí cerca..bueno y que mucho gozamos los viajes en la lancha y en el ferry........

    ReplyDelete
  2. Yo también extrañaba los limbers!!! Qué rico y qué gusto compartir con gente que quiera a esta isla tanto como yo! Saludos!

    ReplyDelete
  3. Tengo que confesar que leyendo este articulo se me salieron las lagrimas, pues con tus palabras me transporté a mi bella Quisqueya. Nostalgia Mode :(

    ReplyDelete
    Replies
    1. Ayyyy que linda. Bueno, la idea es reconectarnos con nuestros hogares, asi que mision cumplida. Que bueno que te gusto! Saludos!

      Delete
  4. Estas fotos son lindisimas!! Y me alegran al saber que pronto estaré visitando la isla del encanto!! Ya me imagino probando todas esas delicias culinarias!

    ReplyDelete
  5. Que hermosa isla y tanto para aprender y conocer. Me encantaria despertarme con una vista como la tuya. Que genial:) Y los platos de comida se ven fabulosos.

    ReplyDelete
  6. como no enamorarse de un lugar tan hermoso y tan lleno de historia y tradición, que lindo! gracias por compartirlo y llevarnos cibernéticamente hasta allá!

    ReplyDelete
  7. Que lindo lugar parece soñado , gracias por las recetas voy a hacer el jugo de tamarindo que rico!!! y las arepas de coco !!gracias.Saludos!

    ReplyDelete
  8. Que interesante y lindo lugar con tanta historia y tan rica comida. Me encantaron las fotos! Gracias por compartir.

    FELIZ SEMANA!
    http://www.mamiholisticaygenial.com/

    ReplyDelete
  9. Que ganas me han dado de ir a Vieques y realizar las mismas actividades. Seria la vida ideal, verdad?
    Las recetas estan para chuparse los dedos, muchas gracias!

    ReplyDelete
  10. Muchas gracias por la visita amigas! Que bueno que les gusto! Un abrazo a todas!

    ReplyDelete
  11. Tienes una manera tan bella de describir las cosas.. Felicidades de verdad que te transporta el lugar. Ahora siento que lo conozco y no he ido.. Un abrazo,

    ReplyDelete
  12. Lindo lugar. Qué ganas de ir a Vieques! Gracias por darme a conocer más de este lugar.

    ReplyDelete
  13. Me encanta este post. La manera en que descrbes la Isla le dan ganas a cualquiera de visitarla. Sabrás que nunca he ido a Vieques, que verguenza. Tengo que planificar un viaje pronto y de seguro que seguiré tus consejos. Gracias!!

    ReplyDelete
  14. Amo la isla de Vieques, y esta entre nuestros destinos al menos una vez al año, siempre nos quedamos en La Esperanza :)

    ReplyDelete
  15. Qué bueno que les gustó chicas!

    ReplyDelete
  16. ok ok. Me vuelves a levantar mis animos para irme a La Isla Nena. En serio Maria...tenemos que hacer algo con estas ganas de ir para alla. No se puede quedar asi. Me das un tour por los sitios que todavia no conozco.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Jajajaja Seguro que sí. Tenemos que planificar algo!

      Delete
  17. Saludos me gustaria saber si hay una receta de limber de carambola y una de flan para prepararla a mi familia. Gracias

    ReplyDelete