POST RECIENTES . RECENT POSTS

21 November 2009

La "bendición" del balsámico

Son tantos los condimentos que damos por sentado y que pueden realzar significativamente el sabor de nuestras comidas, transformando un platillo sencillo en algo muchísimo más elegante y delicioso. Este es el caso del vinagre balsámico.

Con sólo 15 años en el mercado popular, este innovador ingrediente es ahora accesible en la mayoría de los supermercados gracias al reciente boom culinario y a los celebrity chefts. Y su incremento en popularidad era de esperarse, ya que de manera muy peculiar, el vinagre balsámico ofrece un toque de profundidad que es delicado, dulce y levemente agrio, perfecto para ensaladas, vegetales al horno e incluso frutas. 

Su sabor es el resultado de un proceso de añejamiento similar al vino en el que uvas blancas, mayormente de tipo Trevianno, pasan por un proceso de fermentación, oxidación y evaporación en barricas hechas con diferentes maderas. En la mayoría de los casos, este proceso tarda de unos 15 a 20 años, haciendo posible esa rica profundidad.

Para sacarle el mejor provecho en la cocina, la clave es no excederse en su uso, como menciona Anne Willan en su artículo The Beauty of Balsamic para El Washington Post. Willan dice que aunque los chefts de hoy día se lo agregan a todo, desde pescado a carnes exóticas, unas gotitas del balsámico son una “bendición” mientras una sobredosis puede ser “fatal”.

“Yo lo veo primero como un sasonante expléndido que añade una profundidad inigualable al sabor de salsas para marinar pescado, y a la parrillada de vegetales como la berenjena y los pimientos,” escribe Willan. “Básicamente, el vinagre balsámico es ideal para añadir un toque de dulzura a esas recetas que lo necesiten.

“Cebollas y cebollines rebosados con balsámico se han convertido en un clásico, al igual que un toque de balsámico en una ensalada Caprese de tomate y mozzarella. También, mientras nosotros pensamos en peras con blue cheese, en Italia piensan en peras con queso parmesano y unas gotitas de balsámico como una combinación tradicional para completar una comida.”

A la hora  de seleccionar el mejor balsámico, Willan sugiere una botella de al menos 25 años para que esté en su punto, y de un costo aproximado de al menos $20 dólares para que ofrezca la calidad deseada. Sin embargo, para los que no podemos darnos el lujo de $20 dólares por botella, muchas compañías han lanzado al mercado versiones de hasta $5 dólares que son muy populares también.

Para más información sobre el vinagre balsámico, puedes acceder a www.balsamic.com. A continuación, una de mis recetas favoritas con balsámico.

Ensalada de Fresas con Aderezo Balsámico Cremoso: En un embase pequeño mezclar 4 ó 5 cucharadas de aderezo ranch bajo en grasa con ¼ tasa de vinagre balsámico y 1 ½ ó 2 cucharitas de sal de ajo.  Verter sobre lechuga romana picadita con rebanadas de fresas.

No comments:

Post a Comment