16 noviembre 2014

Budín de berenjena y romero

Uno de los tesoros en mi cocina es la primera edición del libro de Cocina Criolla por Carmen Aboy Valldejúli. No tiene una sola foto y las páginas han sido remendadas un par de veces, pero nada supera al montón de libros y revistas culinarias que tenemos en el librero.


El índice de Cocina Criolla me intriga bastante. Son tantas las recetas que no reconozco como parte de la tradición puertorriqueña, platillos clásicos que hacía mi abuela o mi mamá que ya no se preparan, pero que tienen tanto potencial de reinvención.

Las recetas de vegetales, como era de esperarse, son nuestras favoritas. Al leer sobre su preparación, no puedo dejar de pensar en mi abuela y en cómo me inculcó el rendirle homenaje a cada ingrediente con una receta que eleve sus bondades. 


El mejor ejemplo es el budín de berenjena de la página 206. Tan sencillo y perfecto para las fiestas de Acción de Gracias o Navidad. Valldejúli prepara la berenjena con una técnica de cocción que en la vida había considerado, pero que sin embargo, simplifica el proceso del cielo a la tierra.

El resultado es divino. El budín tiene un sabor muy parecido a un quiche francés que ha sido fusionado con los sabores que nos distinguen. Para que se den gusto, a continuación los dejo con este clásico de la cocina puertorriqueña modificado levemente con un toquecito verdelicioso. Espero que lo disfruten. 


Ingredientes del budín: 
2 Libras de berenjena
Sal al gusto
4 Cucharitas de mantequilla
2 Huevos
1 Ajo machacado
1 Cucharadita de romero seco o fresco (picadito)
1/3 Taza de maicena
1 Cucharita de polvo de hornear (baking powder)
1/3 Taza de leche
3 Cucharaditas de galleta molida

Primero hierve la berenjena con todo y cáscara. Añádele una pizca de sal al agua. (Como unos 25 minutos) Una vez hervida, remueve la piel con cuidado bajo agua fría. Escúrrela bien y májala con un tenedor.

Luego, añade 3 cucharaditas de mantequilla, los huevos, el ajo, el romero, la maicena, el polvo de hornear, la leche y otra pizca de sal. Mezcla bien y coloca la mezcla en un molde engrasado con la cucharada de mantequilla restante.



Coloca la galleta molida sobre la mezcla y cocínala en un horno precalentado a 375 grados por unos 35 ó 40 minutos. Si preparas porciones individuales, el budín se tarda unos 25 ó 30 minutos aproximadamente. Lo importante es que la mezcla esté firme, sin estar demasiado endurecida. Una vez cocida, remuévela del molde y decora el plato con ramitas de romero. ¡Voilá!

08 noviembre 2014

Huevos en pesto de aguacate y queso manchego

Los famosos Green Eggs de Dr. Seuss inspiraron el brunch de esta mañana. Nos pareció una oportunidad buenísima para incorporar más vegetales en un platillo reconfortante, suculento y nutritivo.


La clave de esta receta es el pesto de aguacate que cubre bellamente la ensalada de huevos y los tomates. La grasa del aceite de oliva y el aguacate junto con el queso manchego lo hace muy sabroso. Es el tipo de receta en la que puedes usar un pedazo de pan para limpiar el plato. Divino.

Para que se den gusto, aquí les decimos cómo prepararla. La pueden acompañar con una refrescante mimosa, un buen pan artesanal y una ensalada simple de baby kale. Buen provecho.

Ingredientes para la receta: 
1 Aguacate Hass pequeño (1 Taza más o menos)
6-8 Huevos hervidos en lascas (depende del núm de invitados, 2 por cabeza)
½ Taza de cebolla picadita
½ Taza de cebollines
2 Dientes de ajo picaditos
4 Hojas de albahaca
1 Taza de tomate picadito
¼ Taza de aceite de oliva (Para el pesto)
Aceite de oliva al gusto para sofreír
½ Taza de queso manchego rallado
Sal al gusto

Sofríe las cebollas, el ajo y los cebollines en unas gotas de aceite de oliva por unos minutos. Luego, permite que se enfríen.


En la licuadora, añade la mezcla con las cebollas, el ¼ de taza de aceite de oliva, una pizca de sal, el aguacate y la albaca. Mezcla por un minuto. No tiene que estar súper sedoso.

De manera muy gentil, mezcla los huevos y el tomate con un poco de la salsa (la que gustes) y termina la receta con queso manchego por encima. ¡Listo!

01 noviembre 2014

Tiramisú de frambuesa, fresa y chocolate blanco

Llegó el otoño y ya comenzamos a pensar en regalitos verdeliciosos para las fiestas de familia y las cenas entre amigos. Buscamos hacer regalos que no solo sean presentables y deliciosos, sino económicos también. Una bebida típica, un envase de conservas o un postrecito siempre son muy bien recibidos.



El tiramisú de Verdelicias, por ejemplo, es el favorito de nuestras amistades. No solo preparamos la versión tradicional con espresso y chocolate, sino una variedad con frutas y licores de sabores.

En estas semanas, aprovechamos unas fresas hermosas que llegaron de California y la última cosecha de raspberries local. Combinamos la fruta con un poco de ron DonQ de Puerto Rico y el chocolate blanco que me regaló mi amigo José. ¡Si vieran qué delicia de postre! Sedoso y reconfortante, sin ser muy dulce. Súper adictivo.

Para que se den un gustazo o sorprendan de verdad en su próxima fiesta, aquí les dejamos la receta. Esperamos que la disfruten. Nos vemos la semana que viene.




Berry White Chocolate Tiramisu 

6 Yemas de huevo
1 Libra de queso mascarpone (2 envases del supermercado)
¾ Taza de azúcar morena (para mezclar con el huevo)
3 cucharaditas de azúcar morena (para las fresas)
1 ½ Taza de heavy cream
2/3 Taza de leche sin grasa
1 Cucharita de extracto de vainilla
¼ Taza de ron blanco (DonQ)
1 ½ Paquete de lady fingers
1 Taza de chocolate blanco para derretir
1 Taza de fresas picaditas
1 Taza de frambuesas (raspberries)
½ Taza de agua caliente

Primero, mezcla los huevos con el azúcar y cocínalo a fuego bajo por unos 3 minutos mezclando constantemente. Sube la temperatura a fuego mediano y añade la leche poco a poco. No dejes de seguir mezclando. Cuando comience a hervir, apaga el fuego y sigue mezclando por otro minuto. Luego, coloca la mezcla en el refrigerador por al menos 45 minutos.

Mientras, mezcla el heavy cream con la vainilla hasta que se convierta en whipped cream. Si gustas, puedes añadir otro chorrito de ron blanco. También, debes derretir el chocolate en baño de María y dejarlo en fuego bajo para que no se endurezca cuando vayas a preparar el postre. (Si no se derrite como quieres, intenta añadir una cucharita de mantequilla.)


Luego, cocina las fresas y frambuesas con el azúcar y el ron por unos 10 minutos. Con un colador, remueve todo el jugo de las fresas sin botarlo. Mezcla el jugo de las fresas con el agua caliente y cocínalo por unos 4 minutos adicionales.

Una vez pasados los 45 minutos, incorpora el mascarpone en la mezcla con huevo hasta que esté sedosa.

Luego, moja las lady fingers en el jugo de fresas con ron y coloca una capa en el molde. Esta es tu primera capa de galletas. (Debes tener al menos dos capas.) Sobre las galletas, coloca una capa de la mezcla con mascarpone, una capa de las fresas que cocinaste, una capa del chocolate y otra del whipped cream. Repite el proceso.

Como decoración, puedes añadir algunas de las fresas y rallar un poco del chocolate blanco. Luego, coloca el postre en la nevera por al menos 4 horas antes de servirlo. Voila.

Otros postres deliciosos 

29 octubre 2014

Chefs favoritos: Gennaro Contaldo

Estamos obsesionados con Gennaro Contaldo. Este chef oriundo de Minori, en la costa amalfitana, ha contagiado a YouTube con su refrescante energía y característica pasión italiana. Con cada video, aprendemos muchísimo sobre las técnicas de cocina que distinguen a su región natal y el potencial de ingredientes sencillos como el tomate, la crema y las setas.


“Hello my lovely people of Youtube!” empieza Gennaro todos sus videos. El chef de 65 años te comienza a explicar un poco sobre los elementos en el platillo, seguido por instrucciones detalladas de su deliciosa receta. Con el amor de una abuelita, te explica sobre la magia de las hierbas, la ternura de cocinar a fuego lento o el efecto del limón en sus platillo.

Sus videos son adictivos y les advierto que se te antoja ver más de uno en una sentada. No es por nada que su colega inglés, el chef Jamie Oliver, es el primero en respaldar su trabajo.

Gennaro y Jamie mantienen relación estrecha desde que Gennaro se convirtió en mentor de Jamie en los años 90s. Gennaro se había mudado a Inglaterra y trabajó en un sinnúmero de restaurantes italianos de renombre. Su enfoque culinario siempre han sido los ingredientes salvajes, en particular las setas y caza terrestre. Su presentación es rústica y familiar.

Gennaro también ha salido en episodios de Iron Chef America, The Food Programme y Food and Drink, entre muchísimos otros. Ha publicado seis libros de cocina, incluyendo Passione, dedicado a las recetas de su viejo restaurante.


Una receta de Gennaro que nos gusta mucho es el típico limón relleno de mozzarella y tomate de la región amalfitana. Para que se den gusto, aquí le dejamos la receta. Les invitamos a ver todos sus videos.

Limón al horno de Gennaro Contaldo 

1 limón grande
2 Cucharaditas de mozzarella picadita
1 Cucharadita de tomates picaditos
Italian Seasoning al gusto
Sal al gusto
½ Cucharadita de perejil o albahaca
1 Cucharadita de queso parmesano

Vacía un limón grande con un cuchillo pequeño. Asegúrate de remover toda la fruta sin romper la piel. Rellena el limón con una mezcla de todos los ingredientes y hornea a 300 grados por 20 minutos. Sirve con galletas. Para ver el video de Gennaro, haz clic aquí. Hasta la próxima.

Otros chefs favoritos