01 septiembre 2014

Green City Market y su filosofía verde

Nos encantaría poder ir más seguido a las granjas y mercados en las afueras de la ciudad de Chicago. En un solo viaje consigues variedad de frutas y verduras frescas, además de yogur, carne grass fed, huevos y miel. Lo difícil es llegar hasta estos puntos de venta. Un viaje ida y vuelta puede tomarte más de tres ó cuatro horas, y no es algo que siempre puedas hacer los fines de semana ¿La solución? Crear más mercados como el Green City Market.


Localizado en el corazón de Lincoln Park, el Green City Market funciona como una organización sin fines de lucro que conecta a residentes, chefs y comerciantes de Chicago con una red de granjeros y artesanos de la industria alimentaria.

Su misión es ofrecer alimentos cultivados de manera sostenible y educar a las personas sobre la importancia de conocer de dónde vienen los productos que llevan a la mesa.


Cada miércoles y sábado de 7:00 de la mañana a 1:00 de la tarde, entre los meses de mayo a octubre, la intersección de Clark y Lincoln se llena de pequeñas carpas con todo tipo de productos frescos y maravillosos. Algunos restaurantes del área y food trucks también se dan la vuelta para preparar especialidades de Chicago con los ingredientes de temporada. 

Las demostraciones culinarias de chefs locales, como Rick Bayles y Dana Benigno, son además típicas del mercado, al igual que talleres para promover la propagación de huertos urbanos.


A pasos del mercado, niños y adultos pueden beneficiarse también del proyecto educativo Farm in the Zoo de Lincoln Park.

Además de ofrecer juegos, exhibiciones y áreas divertidas para interactuar con animales de granja, el proyecto cuenta con un programa buenísimo de Edible Gardens que le permite a los pequeños entender un poco más sobre agricultura con charlas impartidas directamente en su huerto de 5,000 pies cuadrados. Los niños hasta pueden probar las frutas y verduras del huerto. 


Junto a Farm in the Zoo, la familia incluso puede continuar su pasadía verde en el hermoso Nature Boardwalk de Chicago, el jardín botánico del Lincoln Park Conservatory o en el famoso zoológico. Es la mejor manera de conocer el verano de Chicago.

Y durante los meses fríos, cuando muchos de nosotros no queremos salir afuera, todavía se puede disfrutar del Green City Market y muchos de sus eventos y charlas en su establecimiento bajo techo. Todo el mercado se mueven al interior del Peggy Notebaert Nature Museum en el North Cannon Drive de Lincoln Park. ¿Genial, no?


Un proyecto que parece tan simple nos mantiene conectados todo el año con algo que es tan importante: los frutos y las enseñanzas de nuestra tierra. Sería buenísimo tener muchos más mercados coordinados de esta misma manera.

Fotos: En el Green City Market (1,2,3), El huerto de Farm in the Zoo, Los productos de River Valley Ranch en Wisconsin, Información sobre los restaurantes o productos.


Enlaces Relacionados

30 agosto 2014

Breadfruit tostones with mango salsa

I grew up eating breadfruit. Boiled, fried or roasted. It’s a pretty common ingredient in the Caribbean. Either someone you know has a tree or you can easily find it at the local farmer’s market. It’s comforting and delicious, although technically I don’t think we consider it a fruit.


We call it “Pana” and we treat it like a plantain, a potato or a root vegetable. We use it in recipes the same way. Its flavor is very neutral and when cooked, its soft potato-like texture makes it super versatile in the kitchen. You can easily incorporate breadfruit in both dessert and savory dishes.

Breadfruit flan, for example, is very common in Puerto Rico, as well as breadfruit “pastelón”, a type of shepherd’s pie that uses mashed breadfruit instead of potatoes. It can also be fried as tostones or served boiled with salt and olive oil. 


Breadfruit also happens to be good for you, which I didn’t know growing up. It provides a rich source of omega-3, helping to maintain healthy skin and contributing to brain growth. Breadfruit helps boost energy levels, is high in fiber, low calorie and full of vitamins and minerals.

For those of you who are not very familiar with this funky little fruit, I recommend trying the breadfruit tostones. They are simple to make and you can eat it with a variety of sauces, from a simple pico de gallo or refried beans to our delicious mango salsa. Check out our recipe up next and let us know what you think. 


Breadfruit tostones with mango salsa 
1 small breadfruit
Frying oil (organic canola)
1 mango
1 medium tomato
¼ cup chopped cilantro
1/3 cup minced onion
1 lemon
Olive oil
Salt
Garlic salt

To prepare the breadfruit for tostones, remove the core section of the fruit and the outer skin. Cut in slices of about ½ an inch and fry them in oil for about 3 minutes on each side or until it starts to golden. Remove from oil and place them on a paper towel. 


Using a cutting board and a flat plate or cup, gently press the breadfruit pieces down to flatten them a bit. This is how you make tostones. Then, fry them again for a couple of minutes. Remove from oil and season with garlic salt.

For the salsa, chop the mango and the tomato in small cubes. Add the minced onion and chopped cilantro. Season the veggies with a pinch of salt, a few drops of olive oil and fresh lemon juice to taste. Voila! Summer in a bowl! Eat together and enjoy with a glass of cold sangria.

Note: This English post was written to give our English-speaking social media followers a taste of what Verdelicias stories are all about. Hope you enjoy it! Thank you for following!

Other Posts in English

17 agosto 2014

El mito de las proteínas

La proteína está de moda. Son tantas las dietas que promueven el alto consumo de proteínas para bajar de peso y que prometen dotarte con una energía supersónica para quemar más calorías de lo usual en el gimnasio. Pero ese es un mito.


Su consumo exagerado tampoco te hará más fuerte o te ayudará a desarrollar súper músculos. Eso se consigue con el ejercicio y la dieta equilibrada, incluyendo una porción adecuada de proteína.

A no ser que seas un atleta en plena competencia, o una mujer embarazada o lactando, la verdad del caso es que solo necesitas 46 gramos de proteína al día, si eres mujer, y 56 si eres hombre.

Las mujeres embarazadas o lactando necesitan 10 gramos más de lo usual y para los atletas, va a depender de su rutina diaria de ejercicios. Los que vamos al gimnasio 4 ó 5 veces por semana, no necesitamos consumir proteína adicional. Los bebés de 30 libras necesitan, por su parte, unos 18 gramos al día. 


Cuando consumimos demasiada proteína, el cuerpo termina transformándola en glucosa, lo cual contribuye al aumento de peso. Además, el exceso de proteína está relacionada a enfermedades en los riñones, osteoporosis, piedras en el tracto urinario y algunos tipos de cáncer.

Lo más saludable, según nos explicaron los nutricionistas del Chicago Veggie Fest el fin de semana pasado, es consumir proteína como parte de una comida completa. No debe ser el enfoque principal.

Durante el festival nos hablaron también sobre los beneficios de consumir proteínas que vengan mayormente de las plantas, como los granos, las nueces o los vegetales verdes. Una taza de habichuelas, por ejemplo, ya te da 16 gramos de proteínas. Además, puedes consumir proteínas al tomar leche o comer yogur. 


Anteriormente se pensaba que la proteína vegetal no era tan completa como la animal porque los amino ácidos que forman la proteína animal se parecen mucho a la de los humanos. Sin embargo, tanto la proteína vegetal como la animal se absorben de igual manera por el cuerpo. Y la proteína vegetal generalmente tiene menos grasa y calorías que la animal, además de muchísimos más nutrientes.

En general, el consumo adecuado de proteínas es importante para que el cuerpo tenga la capacidad de reparar tejidos cuando nos lastimamos. También, se necesita para el desarrollo normal de músculos, para desarrollar encimas, hormonas y químicos en el cuerpo, al igual que fortalecer los huesos, cartílagos, la piel y la sangre. 


La clave como toda en la vida está en la moderación. Para que incluyas proteína de una manera saludable en tu dieta, a continuación te compartimos algunos ejemplos de ingredientes con sus gramos de proteína. Buen fin de semana a todos. 

  • Quinoa - 8 gramos - 1 taza 
  • Espinaca - 13 gramos - 1 taza
  • Yogur- 10 gramos - 100 gramos
  • Huevo - 6 gramos - Un huevo
  • Split Peas - 16 gramos - 1 taza 
  • Edamame  - 22 gramos - 1 taza 
  • Pescado - 19 gramos  - 3 onzas
  • Garbanzos - 15 gramos - 1 taza
  • Nueces - 12 gramos - 1 taza 
  • Black Eye Peas - 14 gramos - 1 taza
  • Pollo de Granja - 26 gramos - 3 onzas
  • Pepitas (Pumpkin seeds) - 12 gramos - 1 taza 
  • Frijoles Refritos Sin Grasa - 12 gramos - 1 taza  
  • Habichuelas Negras (frijoles) - 16 onzas - taza 
  • Habichuelas Rojas (frijoles) - 16 gramos - 1 taza

Sobre el Chicago Veggie Fest 2014: El festival vegetariano se celebra anualmente en el suburbio de Naperville para orientar a locales y visitantes de toda la nación sobre los beneficios de una dieta basada en alimentos vegetales. Ofrecen versiones vegetarianas de platillos de todo el mundo, charlas sobre cómo cambiar a un estilo de vida saludable, demostraciones de cocina y el divertidísimo Vegetarian Challenge que reta a los invitados a adoptar una dieta vegetariana por 14 días. El festival reúne además a muchísimas marcas que comparten la misma filosofía, además de músicos, ecologistas, líderes espirituales y comunitarios. Visita su página Web en españolinglés para detalles.

08 agosto 2014

De picnic en Lincoln Park

El mejor regalo que la ciudad de Chicago le pudo hacer a sus residentes y visitantes fue prohibir la construcción de cualquier edificio en las siete millas de área verde que bordean el Lago Michigan al norte de la ciudad. Ese es hoy nuestro Lincoln Park, el segundo parque urbano más visitado en los Estados Unidos.


Sobre 1,200 acres de pura diversión se extienden del Ohio Street en el corazón de la ciudad a la Avenida Ardmore del barrio de Edgewater, a unas cuadras de casa. El parque tiene su propio zoológico, playas para refrescarse, pistas para correr, canales para remar y canchas de baloncesto y tenis, además del programa Theater on the Lake, el Lincoln Park Conservatory y un sinnúmero de santuarios naturales.

En Lincoln Park también hay buenas oportunidades para encontrarse con gente interesante, desde actores de teatro practicando sus obras a viva voz, hasta artistas plásticos en plena creación de sus inventos maravillosos. La cámara, por supuesto, no puede faltar. Además, hay vistas espectaculares de la ciudad en diferentes puntos del parque y siempre se antoja tomar fotos. 


Demás está decir que es nuestro lugar favorito de la ciudad en los meses de calor, especialmente cuando tienen conciertos al aire libre, mercados orgánicos o festivales. Para nosotros, es la excusa perfecta para recuperar un poco el equilibrio y preparar un picnic rústico que podamos disfrutar sobre una sábana en la grama verde.

Dependiendo del plan de nuestra visita, a veces nos traemos un buen libro o el móvil cargado de música. Incluso, para esos domingos relajados, no hay nada como ponerse ropa súper cómoda que nos permita tomar una siesta después del almuerzo. 


Cuando se trata de traer comida, preferimos ser prácticos y no sobrecargarnos con muchas cosas. Unas frutas, una ensalada, algún queso o emparedado es todo lo que necesitamos para comer rico y pasarla a gusto. Tampoco puede faltar una limonada o sangría y una buena botella de agua.

La idea es llegar al parque a descansar, a despreocuparnos de la rutina, sin complicaciones. Lugares como Lincoln Park son verdaderos regalos que nos ayudan a desconectarnos y reconectarnos con nosotros mismos. Es momento de hablar, de jugar y pensar en lo que es importante. ¿Verdad que sí? 


Nosotros queremos que comiences a planificar desde ya tu próxima visita al parque, ya sea en el Lincoln park o en el parque favorito de tu ciudad. Por eso, a continuación te dejamos una de nuestras recetas favoritas para el picnic: una deliciosa ensalada rusa al estilo español. Esperamos que la disfruten y que sigan pasando un verano chévere como debe ser. 

Ensalada rusa al estilo español 
2 papas russet, hervidas y cortadas en cuadritos.
1 taza de guisantes hervidos
3 zanahorias medianas hervidas y cortadas en cuadritos
1 lata de atún
1/4 taza de pimiento morrón (roasted red peppers) picaditos 
½ taza mayonesa 
Sal de ajo al gusto
Pimienta al gusto
Un chorrito de aceite de oliva
2 cucharaditas de pimentón
2 ó 3 huevos hervidos, picaditos 


Una vez hiervas los vegetales con una pizca de sal, escúrrelos y pásalos por agua fría para que detengas el proceso de cocción. Vuelve a escurrir bien y sazona los vegetales con la sal de ajo y la pimienta. Luego incorpora la mayonesa, el aceite, el atún, el pimentón y por último los huevos. Decora con unas lascas de pimiento morrón y listo. Puedes guardar las sobras en la nevera por hasta 4 ó 5 días.


Fotos: Los jardines de Lincoln Park entre la Avenida Bryn Mawr y Foster, La hora de la siesta, Preparando la ensalada rusa.